22 de abril de 2018

Salvadores con paisaje puesto

Puigdemont y Ai Weiwei se encontraron, como un Curro de la Expo que se cruza con otro Curro de la Expo, como un mismo viajero del tiempo. La verdad es que sus egos habrían sido capaces de impresionar químicamente hasta un cartón. Puigdemont necesita fotos nuevas, personajes que lo pongan en el mundo como otra moneda legal. Y Weiwei ya no distingue una causa de un tablao para chinos. Ni la ética de un encuadre. Quizá sólo va por el mundo como por un zoo, con cámara y helado en la mano. Igual que posó con Puigdemont, un “valiente”, posó con la tétrica Alice Weidel, líder de Alternativa Para Alemania.

https://www.elindependiente.com/opinion/2018/04/22/salvadores-con-paisaje-puesto/


El flamenkito de la izquierda

Podemos nace de una izquierda que tiene una parte teórica y escolástica y otra mitinera, propagandista y fetichista, pero que es sobre todo una izquierda burguesa, practicada por profesores y funcionarios diletantes; una izquierda de cineclub, de vinoteca, lejos del obrerismo y la hulla. Aprovecharon la new age conceptual del 15-M pero pronto pasaron de los soviets al Politburó y llegaron las purgas.
Bescansa ya está en Siberia y Errejón pasará por la ‘reeducación’. Lo que queda de Podemos es lo que lo inició: Pablo Iglesias.

https://www.elindependiente.com/opinion/2018/04/22/el-flamenkito-de-la-izquierda/


21 de abril de 2018

Somos Zapping: Hacerle las uñas a Puigdemont

Vicent Sanchis, director de la televisión catalana, le hacía las uñas a Puigdemont, las uñas de los pies, ofrecidos con un desparrame de bañista, de marquesa bañista bañada con su gato, pies grandes de una marquesa que haría en el cine Mary Santpere seguramente, basta y esponjosa, con unos pies de hermana de Cenicienta. Pretenderán ustedes que hable de lo que dijo en la entrevista, teniendo delante este combo de permanente de vieja y piedad autoerótica. Pero es inútil buscar lógica en la negación de la lógica. El secesionismo, con este Puigdemont sofista y sirenito, aún pretende sostener lo contrario a la democracia y al derecho y a la libertad hablando en nombre de la democracia y el derecho y la libertad, y eso no hay mente racional que lo aguante. Yo no veía una entrevista, sino una escena del sofá con monja bigotuda. O un momento de sauna más romana que catalana.

http://www.elmundo.es/opinion/2018/04/21/5ad9fcf622601d9f148b45d0.html



16 de abril de 2018

El imperio de Chaves

Tanto silencio para tanta gente requería gran contento, así que era necesario que todo lo público en Andalucía estuviera supeditado al interés y al beneficio del partido. La pax chaviana requería paz en el partido y paz social. No es que les importaran el empleo o la mejora del tejido productivo andaluz. No, se trataba de la paz como ausencia física de ruido, simplemente. El procedimiento de las transferencias de financiación proporcionaba velocidad, comodidad y la gran ventaja de evitar la fiscalización previa para las ayudas, que se convertían en arbitrarias. Chaves no es que sea un imperio. Es toda una cultura política desgañitándose contra la verdad, el progreso y la ventana.

https://www.elindependiente.com/opinion/2018/04/16/el-imperio-de-chaves/


14 de abril de 2018

Somos Zapping: Cifuentes, cisne muerto

Y Cifuentes murió por todos los enchufados, los recomendados, los gañoteros y los bachilleres falsos de esta España. Cifuentes no era la más falsa ni la más corrupta, pero la televisión ha tenido con ella un amor enfermizo de rubia, a lo Silvia Pinal. Ignacio Escolar salía cada día como a su Ángelus morboso con ella. En La Sexta, Cifuentes ha sido como su Ruperta: susto y mascota. El día que declaró por los ERE, Ferreras no le dedicó a Griñán ni un segundo, ni un caderazo. Pero no se trata de la verdad, sino del foco. 

http://www.elmundo.es/opinion/2018/04/13/5ad0b789e2704e8a058b45cb.html


11 de abril de 2018

Griñán, el ruido y la pereza

Griñán, que siempre ha sido como un funcionario mojado, llegó a la consejería de Hacienda de la Junta, colgó su gabardina de lluvia y, simplemente, hizo lo que todos, ver pasar papeles por delante, como una rotativa, y echar firmas como el que envuelve regalos o maneja el ascensor de una sombrerería. Son trabajos de mirar y hablar poco, y de preguntar menos. Griñán no es que no supiera a qué barra americana o a qué señor amigo de un alcalde serrano iba cada una de sus partidas. Es que tampoco conocía el artefacto inventado por su predecesora Magdalena Álvarez, pagar las ayudas a través de una agencia instrumental evitando así la fiscalización previa. Ni conoció las advertencias de la Intervención sobre lo inadecuado de ese mecanismo. No le llegaron, se perdieron entre subordinados o sexadores de papeles.

https://www.elindependiente.com/opinion/2018/04/11/caso-ere-grinan-ruido-pereza/



8 de abril de 2018

La monarquía y el reloj de cuco

Letizia, Letizia que tiene el perfil de mala ya en la delgadez de dálmata, piensa el pueblo. Letizia, reina morganática, invitada a ese té de las muñecas, que enamoró a un príncipe que no era belfón, sino apuesto, con un arte seguramente vil y sobrenatural, como el de los maniquíes que enamoran. O no, Letizia que era la Cenicienta, el amor verdadero llegando donde los corazones eran antes sólo huevos de Fabergé. El pueblo no sólo confunde los cuentos, sino que los cambia. Y así, de repente es tierno, humano, que Letizia, ya reina, reina del pueblo, no sea una esposa de nácar y quiera un domingo de paella, y una suegra pesada, y un rebote de madre helicóptero, que se dice ahora. O, igual de repentinamente, es una reina que no merece ser reina porque no sabe comportarse.

https://www.elindependiente.com/opinion/2018/04/08/la-monarquia-y-el-reloj-de-cuco/


7 de abril de 2018

Somos Zapping: El zoo de los ERE

Cristina Pardo, una inteligencia televisiva nerviosa, punzante, abejil, nos ha retratado en dos capítulos la corrupción en Andalucía, que no es ésa que cabe en una maleta de piel de tigre, sino una corrupción respirable por todos los grifos, un humus donde se hocica. Una corrupción repartida entre tanto pobre que parece negarse a sí misma, como un serrín del dinero niega el dinero. Y que no sólo es mangazo. Son los recursos públicos usados como abono para mantener el poder... y la pobreza. Nos enseñó el zoo de los ERE y vimos a los leprosos y a los pillos. Pero al dinero le faltaban los jefes y a Malas compañías le faltó un capítulo.

http://www.elmundo.es/opinion/2018/04/07/5ac769e4468aebed628b463d.html